5 CONSEJOS PARA OPOSITAR Y NO MORIR EN EL INTENTO

5 consejos para opositar y no morir en el intento. Solo los opositores saben lo duro que es estudiar todos los días 7 horas o más, y condicionar la vida a un esfuerzo que nunca se sabe si finalmente tendrá su justa recompensa. Quizás estas claves os ayuden a relativizar la oposición y minimizar la frustración que produce este proceso:

1.Si estás empezando ten claro que no será fácil. Todos leemos noticias de opositores que consiguen, por ejemplo, sacar su plaza como Juez con veintipocos años en uno o dos años de estudio. ES UNA EXCEPCIÓN aislada, por eso sale en los medios de comunicación. No pensemos que será fácil, pues de lo contrario, la realidad se encargará de bajarnos a la tierra de la peor manera posible: el suspenso.

2. El resto de opositores no son tus rivales, son compañeros, ayúdales y ellos lo harán contigo. Obviamente esto es algo contradictorio pues estáis compitiendo por una misma plaza, pero la comunidad opositora puede ser una aliada, ya sea de forma presencial con tus compañeros de academia, como a través de las redes sociales. Si tienes esquemas, información o recursos útiles: compártelos. Seguro que en algún momento vas a necesitar la ayuda de tus compañeros y si todos tenemos una actitud colaborativa va a haber beneficio mutuo. Siempre habrá excepciones, está claro, pero nadie va a aprobar una oposición por no haber ayudado a otros opositores.

3. Organízate desde el principio. La oposición es un trabajo y si no lo tomáis así será muy complicado lograr el objetivo. Organizarse con un horario y unas rutinas es clave para para que el estudio sea productivo y podáis llegar preparados al momento de los exámenes. Sabemos que en ocasiones es difícil, pues la Administración no suele facilitar con demasiada anticipación las fechas de las pruebas… Lo mejor es que penséis siempre en la fecha más temprana de examen que se rumorea, así siempre llegaréis con todo estudiado y si el examen es más tarde tendréis tiempo para repasar.

4. Infórmate bien antes y durante la oposición. Opositar por opositar no tiene sentido. Nos explicamos, si una persona simplemente quiere ser funcionario porque sí, sin saber exactamente que hace el cuerpo para el que oposita ni ninguna motivación más allá es probable que desista, pues la oposición es dura y en los momentos de bajón debe haber estímulos para continuar. En definitiva, decidid bien a qué vais a opositar, mirad el temario, los requisitos e investigad qué funciones tienen los funcionarios de ese cuerpo. Por otra parte, durante la oposición hay que estar al tanto de todo lo que ocurre (convocatoria, listas de admitidos, fechas de exámenes, notas de corte…) y para ello os recomendamos que nos sigáis en Facebook o Twitter, os informaremos de toda la actualidad.

5. A veces es mejor la pausa. Hay ocasiones donde todos nos sentimos a nuestro límite, donde simplemente estamos sentados delante de un libro, pero no somos nada productivos, pues tenemos la cabeza en otro lado. Es mejor tomarse 2 días de descanso que estar una semana en esta situación, pues por muchas horas que nos pasemos delante del temario o haciendo test, si no estamos realmente concentrados no nos servirá de nada.

Esperamos que estos consejos os ayuden en vuestro día a día. ¿Qué creéis que es lo más importante para un opositor?

Fuente: Blog Opositatest

2018-04-19T12:01:58+00:00